Mi perro y la mesa de alto nivel
Mi perro y la mesa de alto nivel Mi perro y la mesa de alto nivel
Mi perro y la mesa de alto nivel Mi perro y la mesa de alto nivel
Mi perro y la mesa de alto nivel Mi perro y la mesa de alto nivel Mi perro y la mesa de alto nivel

 

[…]Mi perro, el mismo declarado no grato por ciertos socios-listos, funcionarios de gobierno que  lo califican  de conflictivo, subversivo y anti sistémico. El mismo que en su años de cachorro militase en la BEC, quien jamás olvida la cobardía y traición de quienes se decían revolucionarios, claro pero de papel […] los mismo que mancillaron la imagen combativa y consecuente del Presidente Allende, de Carlos Lorca, Exequiel Ponce y con ellos los socialistas que fueron de verdad, este mi perro le molesta a estos señores del PS, de ahí el ataque verbal descalificatorio de cierta ministra subrogante, la misma que ha articulado el mal acuerdo que puso terminó a la huelga de hambre en Rancagua de los ex pp.

 

Este mi perro da una mirada irreverente, a los entretelones de las negociaciones de la emblemática mesa de alto nivel convocada por el gobierno, con la finalidad de bajar la huelga de hambre en Rancagua y otras ciudades, donde los ex presos políticos de la dictadura cívico-militar se encontraban movilizados por demandas de reparación.  Esta negociación fue una estrategia gestada desde el PS, Patricia Silva fue la persona encargada de articular y presionar a los dirigentes de la comisión negociadora.

 

Cuando el acuerdo se encontraba cocinado y listo para la puesta escena de la firma, se conminó a los otros ex presos políticos en huelga de hambre a firmar el acuerdo y poner terminó a la movilización.  A mata caballo como dicen el campo, se informó de un documento de los términos de la huelga de hambre, un suerte de rendición incondicional, como señalo el vocero de Valparaíso Arturo Samit, quien en forma apresurada y falta de experiencia cedió al acuerdo, no hubo espacio para analizar y debatir la propuesta del gobierno […] al menos en Valparaíso es lo que aconteció y mi perro ya había sido vetado por una funcionaria de gobierno, sólo fue testigo  no silente […]se impusieron los hechos consumados, el natural desgastes de los huelguistas, situaciones de salud hicieron más compleja mantener la huelga de hambre. Patricia Silva era informada a diario de la situación de los huelguistas y de los que acontecía en zócalo.

 

Este mi perro censurado, pero no acallado[…] sacudiendo más de una pulga, alza su mirada para tratar de entender las maniobras dilatorias de la ministra subrogante y los vasos comunicantes entre los dirigentes socialistas y el gobierno. Este es un hecho que no se puede desconocer, Patricia Silva nueve los hilos en esta negociación, establece conversaciones privadas con algunos de los integrantes de la comisión negociadora, mediante el asesor Luis Baltallé  establece una cierta coordinación de las reuniones de la mesa y en especial de las subcomisiones[…] un sutil manejo y control.

 

La huelga de hambre en Rancagua ha logrado establecer un marco de negociación con el gobierno. El Estado chileno mantiene una deuda histórica de reparación con los ex presos políticos y torturados. El gobierno se ha visto obligado a reconocer estas demandas, el hecho de que personas entre 60 a 80 años en huelga de hambre, ha significado una vergüenza que traspasó  las fronteras.

 

Mi perro no  disociado de su impronta, ve como el gobierno pretende imponer una suerte de reparación simbólica. La llamada Ley corta ha sido una muestra inequívoca, que para el gobierno prima lo mercantil, ante que lo ético en la reparación a las víctimas del terrorismo de Estado.  Los victimarios reciben un trato diferente y se les mantienen sus prerrogativas   de oficiales en retiro de las FF.AA

 

La propuesta del gobierno que será entregada en la reunión de la subcomisión, no establece en ningún caso la homologación de las pensiones, más bien una suerte de indemnización que no superaría los diez millones de pesos. Esta podría ser incorporada en un tiempo acotado a las pensiones, hasta su pago total, otra alternativa sería la entrega de ese monto en cuotas entre seis a diez meses.  En ese sentido mi perro resulta una molestia para estos socios-listos, de ahí que debe ser aislado y separado de toda posibilidad de participación […] mi perro deslenguado y con principios que no se venden por pesos más o pesos menos, donde la lealtad forma parte de valores irrenunciables.

 

El espacio ganado por la acción de movilización de los ex presos políticos, este mi perro lo reconoce y valora en todos los sentido. Un tema muy diferente es callar y no señalar los entretelones de esta mesa de alto nivel.

 

 

Regresar al inicio