Bachelet; Realismo sin sacrificar las demandas sociales y los compromisos firmados.

 

 

 

La mandataria con tono reflexivo

Reconoció que sus promesas de campaña

Tendrían recortes de presupuestos

 Hablo de “realismos sin renunciar”

El ministro Valdés, cerró toda

Posibilidad de endeudamiento

Para cumplir el programa de gobierno.

 

 

Doña Julia que hace unos meses comentaba emocionada en reunión de apoderado, que uno de sus hijos por primera vez tendría acceso a la universidad […] hoy se pregunta si fue engañada con falsas promesas, comparte sus temores con otras vecinas de Puente Alto. La esforzadas mujeres pobladoras no entiende eso del < El déficit fiscal de este año corresponde al 3% del Producto Interno Bruto (PIB), equivalente a unos US$ 8.000 millones.>

La Presidenta que pareciese no darse por aludida de la alta desaprobación de la población, hoy señala al país que no hay recursos para cumplir con lo prometido, que se deberán hacer ajustes […] mientras en el congreso transcurre su tramitación del financiamiento de los partidos políticos. Doña Julia hoy se siente burlada por su Presidenta, mira las fotos tomadas en una visita de campaña de Bachelet […]

 

El vocero de gobierno sostuvo: “Hoy día la disponibilidad de recursos va a ser menor, el escenario económico es más complejo. Por lo tanto, eso nos va a obligar a hacer un ejercicio de gradualización, de revisión de itinerario”, sostuvo el ministro. Marcelo Díaz afirmó que desde el Ejecutivo "no vamos a renunciar a los compromisos del programa de Gobierno, lo que vamos a hacer es introducir la dosis de sensatez respecto de los ritmos en que vamos a poder cumplir con esos compromisos".

 

Don Pancho se pregunta, si en esa dosis de sensatez, estarán incluido una readecuación de los sueldos de parlamentarios, ministros, subsecretarios y las pensiones subsidiadas de militares ® […]  

Los  parlamentarios chilenos gozan de la mejor salud entre sus colegas de la OCDE. Según los datos de la organización,  el salario anual de $103.265.772 (pesos chilenos), equivalente a US$252.505 (ajustado por paridad del poder adquisitivo, PPA) es el más alto del grupo. Le siguen en la lista países como Estados Unidos, con US$174.000 (PPA); Italia, con US$173.488 (PPA); y Japón, con US$140.263 (PPA).

Qué implica este salario respecto del PIB per cápita de cada nación y del ingreso mínimo al interior de los países. Con ese dato es posible dimensionar de qué estamos hablando cuando se señala que los parlamentarios en Chile reciben sueldos excesivos. Al igual que la Presidenta, ministros, subsecretarios, el poder judicial  y otros altos cargos del aparato del Estado.

Es en este desglose donde emerge la principal conclusión de este estudio, y que apunta a la magnitud de la diferencia de ingresos entre nuestros parlamentarios y los de otros países. De acuerdo a los datos analizados (todos en globales anuales), en Chile los diputados ganan varias veces tanto el PIB per cápita (11,8) equivalente a U$21.486 (PPA) como el ingreso mínimo (40), correspondiente a US$6.268 (PPA).

 

Captura de pantalla 2015-06-01 a la(s) 9.38.47

 

 A propósito de la copa América […] somos Campeones mundiales en sueldos de parlamentarios.  Doña Juana mira su pensión de vejez y al años suma 1.534.440.

Así, Chile ocupa el primer lugar al comparar la diferencia entre el sueldo de los parlamentarios con el PIB per cápita (11,8), seguido por Turquía (6,3), México (5,6) e Italia (5,1). En el extremo opuesto se encuentra un país como Suiza, donde esta diferencia es de 0,7 veces, es decir, el sueldo de un parlamentario es inferior al PIB per cápita de dicho país. En el caso de la relación entre dieta parlamentaria e ingreso mínimo, Chile ocupa el segundo lugar, ya que los parlamentarios perciben 40 veces el ingreso mínimo. Nuestro país solo es superado por México, donde esta diferencia es de 55,8 veces. Ambos son, a su vez, los más desiguales de la OCDE, con coeficientes GINI de 0,5 (Chile) y 0,46 (México), lejos del 0,24 de Islandia, Eslovenia y Noruega.

Un parlamentario percibe no sólo su dieta, sino recursos reservados provenientes de empresas y otras regalías, que hacen una suerte de feudo de la clase política chilena.

Si se quiere hablar de realismo se debería comenzar por reducir el gasto fiscal de los sueldos onerosos de quienes están llamados a servir al país y no aprovecharse de sus altos cargos en el aparato del Estado.

 

 

 

 

 

 

Regresar al inicio