Chile; la lucha del movimiento de pobladores en la dictadura

 

Al amigo, al compañero

A ese obrero zapatero

Al hermano de la poesía

René Tapia y su caminar

Con la prisa de esos tiempo

Militante del MIR

Fundador de la COAPO

Lo que fuera Barranca en esos años

Te conocieron y supieron

De tu capacidad y consecuencia revolucionaria

Nuestros héroes populares

Hoy olvidados…que estarán

Siempre presente en la historia poblacional

Desde siempre con organización y lucha

Se organiza la población.

 

 

Armando Romero B.

COAPO

la Victoria 1984

En 1980 las organizaciones poblacionales comenzaban a reorganizarse,  el MIR se alzaba en la ® reconstruyendo los cuadros políticos-militar…con la experiencia  acumulada en  el trabajo poblacional se había constituido la  Coordinadora de Organizaciones de Vivienda de Base (COVIB),  en la zona sur de Santiago, que fue la antecesora de la COAPO.

La integraba comités de vivienda de “La Bandera, San Gregorio, Lo Valledor Norte y Sur, Santa Adriana y la Nuevo Amanecer”, es decir, el espacio geográfico de la posteriormente famosa y combativa Coordinadora Caro Ochagavía, de la comuna de La Granja, que en ese entonces comprendía ala actual comuna de La Pintana.

 

Ese 1° de mayo se efectuada un masivo encuentro poblacional, en una sede sindical en las inmediaciones de la población El Pinar, en Vicuña Mackenna, donde asistieron representantes de los distintos comités que luego protagonizarían la Toma 22 de julio. Desafiando la represión de la dictadura… Los pobladores organizados asistieron al acto que se realizó al interior del sindicato, para luego salir a desfilar por las poblaciones aledañas, en una actitud desafiante y bastante valiente. Los pobladores comenzaban a perder el miedo y organizarse.

Ese día la represión no se hizo esperar, carabineros disparaba sobre los manifestantes, que respondieron desde los comité de autodefensa, logrando el repliegue en forma organizada, hacías sus territorios…

 

La respuesta de la organización popular no tardó en llegar: dos días después un grupo de jóvenes pobladores, muchos de ellos, mujeres y hombres pertenecientes a la Juventud Pobladora, estructura poblacional juvenil del MIR, tomaron la

Parroquia San Miguel Arcángel, ubicada en el paradero 6 de Gran Avenida, y desplegaron un lienzo en el frontis con la consigna Sólo el Pueblo defiende al Pueblo.

 

La acción de protesta fue organizada por los pobladores, fue una de las primeras tomas de iglesias en dictadura…el 3 de mayo de 1980, entregando un pliego de demandas, que incluía la inmediata libertad de los detenidos el 1ºde mayo, el retorno de los relegados del 8 de marzo y la disolución de la CNI…la iglesia estaba rodeada por carabineros y agentes de la CNI…18 pobladores desafiaba a la dictadura, entre los manifestantes dos menores de edad.

El ministro del Interior era Sergio Fernández, el martes 6 la orden de allanamiento había sido dada y las fuerzas represivas, se aprontaban a irrumpir. El cardenal a primera hora de la mañana enviaba una carta, solicitando el retiro del cerco policía y que la iglesia se desistía de seguir acciones legales…

 

Los pobladores después de varias días en la iglesia, usando el ingenio salieron de a uno disfrazados de estudiantes, burlando a los agentes de la CNI.

El Movimiento de Pobladores tomaba fuerza propia, en las asambleas se acordaban democráticamente el que hacer, coordinándose territorialmente, en la ejecución de acciones que abrían una nueva fase de la dictadura, desde el punto de vista de la descomposición hegemónica del régimen, que generó las fisuras por donde el descontento popular estalló, como en la Toma del 22 de julio, primera acción de este tipo de tal envergadura y repercusión a nivel nacional. El MIR impulsaba desde la ®  lucha poblacional.

 

Como olvidar a Raquel o “la Raca”, de activa participación en las organizaciones de base, quien trabajaba como empleada doméstica,  en ese aniversario de la COVIB en La Bandera se organizo una gran fiesta, Illapu se hizo presente gracia a la gestión de “la Raca”, la iglesia estaba llena ese día…se habían invitado a sindicalistas históricos, como Clotario Blest sentado en primera fila…el alta con los colores rojo y negro era el escenario. El obispo de la zona y los curas que fueron invitados al principio estaban nerviosos, mientras cantaban con toda la fuerza el Illapu…  Juan Rojas uno de los dirigentes poblacionales comentaría esa jornada, en otra toma de iglesia en Pudahuel años después.

 

Para el invierno de 1980 la situación de los sin casa y de las familias allegadas se hacía insostenible. Los catastros realizados por los pobladores revelan la dimensión del problema, cuyos resultados fueron publicados parcialmente en la Revista Hoy en marzo de 1980.

PN

…desde su neoliberal lógica subsidiaria, el gobierno diseñó una “solución” a todas luces insuficiente para enfrentar el déficit de vivienda política que, dicho sea de paso, fue legitimada por los gobiernos de la Concertación y que subsiste hasta hoy el subsidio habitacional y el crédito hipotecario.

“La presión de los pobladores se hacía cada vez más y más insostenible. Aquel invierno de 1980 no se había manifestado particularmente lluvioso, lo que nos favorecía dada las presiones de parte de los pobladores. Sin embargo dudábamos respecto de si era el mejor tiempo. De hecho no lo era…señalaba el dirigentes  Juan Rojas.

Fue a principio de julio que se convoco a una reunión el la iglesia de Nuestra  Señora de Los Parrales, ubicada en el paradero 18 de Santa Rosa para ultimar los detalles de la toma…“con Rene Tapia ese día nos hicimos presente en la parroquia, la mayoría mirista o simpatizantes.

Aquel día se organizaron las distintas comisiones o pequeños comités que operarían en la acción de toma y que debían organizarse en cada Comité de Vivienda y fusionarse en el terreno mismo. Algunos de ellos eran: Intendencia, Vigilancia y Autodefensa, Relaciones Públicas, Salud, etc.”

También, se designó a Marcos Cariz, dirigente del comité de Lo Valledor  Sur, como encargado operativo de la toma. De esta manera, los pobladores esperaron el día de la toma en primera instancia sería ejecutada el 19 de julio, en homenaje al triunfo de la Revolución Sandinista. Sin embargo, debido a las lluvias que arreciaron el día designado, la toma tuvo que aplazarse hasta el 22 de julio.

Los pobladores estaban consiente que arriesgaban sus vidas, al desafiar a la dictadura en una toma de terreno…las mujeres eran las más decididas y resueltas a dar la pelea ese día…alrededor de las 7  la mañana las caravanas de microbuses en que se trasladaban  los sin casa  comenzaron a llegar al punto convenido, unas canchas pertenecientes a la

Dirección General de Deportes en La Bandera. Se vieron obligados a engañar a los micreros que arrendaron sus máquinas, diciéndoles que se dirigían a un encuentro de comunidades cristianas. Los pobladores que para la posteridad ostentarán el título de ser los primeros en entrar al terreno fueron los pertenecientes al COVIB de Lo Valledor Sur. En forma organizada comenzaban a llegar otras micros con los pobladores…pronto carabineros fue alertado e interceptaron algunos vehículos…el cerco represivo no tardo en rodear la cancha esa mañana de invierno.

La primera toma masiva de terrenos en la dictadura fue lograda con éxito, y a eso de las nueve de la mañana, cerca de trescientas familias se encontraban con sus carpas instaladas sobre el barro y la basura.

La llegada masiva de las fuerzas policiales se produjo cerca de las diez de la mañana. La respuesta del gobierno  dictatoria, ante las demanda por una vivienda digna fue la violencia. Los carabineros de la 13ª comisaría de La Granja apoyados por decenas de efectivos de fuerzas especiales actuaron rápidamente, sin mediar ningún tipo de diálogo. Procedieron a golpear a todos los que se les cruzaron por delante, sobre todo a los hombres, que fueron detenidos en su totalidad, mujeres y niños lograban refugiarse en una parroquia del sector.

En estos días hemos asistido a una puesta escena comunicacional de la Presidenta Bachelet, haciendo entrega de una bandera que habría sido sustraída del bombardeo de la Moneda…ese día de la toma del 22 de julio, un poblador cubría su cuerpo con la bandera, la misma que ha sido fetichizada por los militares, la misma que algunos usan demagógicamente hoy día…era rota por carabinero y el poblador arrastrado por el barro.

 

El mensaje de la dictadura  era evidente. No habría diálogo, sólo fuerza bruta. Sin embargo, los pobladores y pobladoras protagonistas de esta historia estaban conscientes de la hazaña que significó su acción y no tenían intenciones de rendirse tan fácilmente.

La repercusión mediática de la acción fue un estímulo para continuar…así comenzaría a dar vida organizacional  la COAPO una instancia de coordinación más amplia a nivel poblacional.

 

Los pobladores no sólo soportaron un duro invierno, sino que también el acoso constante de la policía y el infiltra miento recurrente de agentes de los servicios de seguridad, a pocos días de la acción, Juan Rojas fue secuestrado desde dependencias de la Vicaría Sur por agentes de la CNI para ser trasladado y torturado en el cuartel Borgoño por el Álvaro Corbalán.

Las tomas de terrenos fue la respuesta organizada de los pobladores…el 14 de enero de 1981, unos  500 pobladores ocuparon una cancha de propiedad fiscal para, luego de la inclemente represión (“llegaron disparando un tiro de metralleta. Comenzaron a pegar palos y a perseguir a los hombres para detenerlos”), los pobladores se  refugiaron en la capilla San Luis Beltrán, en calle San Pablo. Un espacio que fue parte de nuestra historia, de lucha y organización…

El 22 de septiembre de 1983 el Movimiento Poblacional, lograba articular una unidad en la acción…en ese día inclemente de invierno, se lleva a cabo una de las mas grandes tomas de terrenos en dictadura.  La COAPO en conjunto con la METROPOLITANA DE POBLADORES y las organizaciones territoriales populares, desafiamos a la dictadura, enfrentado la represión brutal del régimen.

 

“El caso más emblemático de una victoria de una toma de pobladores y que perduró en el tiempo fue el ocurrido el 22 de septiembre de1983, en la comuna de La Cisterna, La Granja y San Bernardo, los que serían los campamentos ‘Raúl Silva Henríquez’ y ‘Monseñor Fresno’. Esta toma marca el inicio, según palabras de nuestro entrevistado, “de la respuesta político militar a la dictadura, en el sentido de que había una capacidad de lograr movilizar una gran cantidad de gente en contra de la represión”

Según datos estas tomas involucraron a 8000 familias con un total de 31.038 personas, 90% de las cuales eran ‘allegados’”

En este caso, se logró un gran apoyo y organización por parte de los pobladores, además de una gran concurrencia de lugares vecinos a el lugar. El grado de articulación y compromiso fueron impresionantes logrando la victoria y poder permanecer en el lugar. En este acto participaron en la defensa de manera decidida las mujeres.

Comúnmente se recalca en especial el papel de los jóvenes en este tipo de acciones, pero la mujer también es parte importante de tales actos. Nuestro entrevistado, Armando Romero, destacó sobremanera el papel de la mujer en la toma de estos campamentos: “esa toma se concreta y se consolida gracias a la acción decidid a de las mujeres, y eso es impresionante, hasta el día siguiente, día 23, fue la mujer la que combatió, la que resistió la represión de los pacos”

Estas tomas son un importante avance en la lucha de los pobladores y constituyen un hito histórico en la lucha anti dictatorial en este frente ya que “son las primeras que logran permanecer, venciendo duros enfrentamientos en los intentos de desalojo”

Esto está insertó en el periodo álgido de descontento hacia la dictadura, que se inicia, justamente, con la Primera JPN acaecida el 11 de mayo de 1983. Es un momento de alza de la movilización social, donde el mundo poblacional tiene un rol protagónico en él y se va a prolongar hasta casi a finales la década de 1980.

El otro hito importante en la lucha de los pobladores, pero con consecuencias no muy positivas para este sector es el levantamiento o paro comunal de Pudahuel, ocurrido en marzo de 1984. Este fue un levantamiento impulsado por el MIR.  “http://www.cedema.org/uploads/Palma_Ramos.pdf

 

 

clip_image004.jpg

 

Regresar al inicio