El ministro de fuero Miguel Vázquez Plaza sometió a proceso al general retirado Manuel Contreras Sepúlveda y a los oficiales Marcelo Morén Brito y Miguel Krassnoff Martchenko.

  • imagen foto_portada.jpg

    Germán Moreno.

 

 

Germán Moreno Fuenzalida descendía de un bus en calle Independencia con Borgoño cuando un grupo de agentes de la DINA lo detuvo para de inmediato trasladarlo al entonces recinto secreto de Londres 38. Al momento de su detención, el 15 de julio de 1974, Germán Moreno tenía 26 años de edad, era padre de un hijo, trabajaba en el Hospital San Borja y estudiaba Derecho en la Universidad de Chile. También era integrante de la red clandestina del MIR en Santiago, que luchaba por levantar la resistencia a la dictadura.


El pasado 24 de abril pasado, casi 38 años después, el ministro de fuero Miguel Vázquez Plaza sometió a proceso a tres ex jefes de la DINA por el secuestro calificado de Germán Moreno Fuenzalida. Se trata del jefe del organismo represor, el general retirado Manuel Contreras Sepúlveda, y de los oficiales Marcelo Morén Brito y Miguel Krassnoff Martchenko, todos los cuales ya están en prisión cumpliendo penas por otros crímenes.


Del secuestro de Germán Moreno hay numerosos testigos y rastros que dejó la propia dictadura. Dos días después de su detención, Moreno Fuenzalida fue llevado por agentes de la DINA a su domicilio, para en el lugar secuestrar a su amigo Marcos Quiñones Lembach; ambos trabajaban en el Hospital San Borja y militaban a la misma estructura al interior del MIR. Mientras estuvo en su casa pudo escribir unas breves líneas a su esposa, a quien le explicó que estaba en poder de la DINA y que era llevado a Londres 38; y que además informara a sus familiares y a su lugar de trabajo.
La resolución del juez Vázquez Plaza precisa que varios testigos, todos sobrevivientes de Londres 38, indican que a mediados de agosto Moreno Fuenzalida fue sacado junto a otras cinco personas del centro de represión y desde entonces a todas ellas se les perdió el rastro.
El régimen dictatorial, sin embargo, reconoció el arresto de Moreno Fuenzalida. El entonces ministro del Interior, general Raúl Benavides, informó un año después a un juez del crimen que Germán Moreno permaneció detenido en el campo de "Cuatro Álamos" hasta el 5 de agosto de 1974, pero que en esa fecha fue dejado en libertad.
Lo cierto es que el nombre de Germán Moreno Fuenzalida apareció en las listas de los 119 publicadas en julio de 1975, las que eran parte de la llamada "Operación Colombo". Este montaje comunicacional intentó ocultar los crímenes de la dictadura y, con la complicidad de la prensa, buscó difundir la idea de que los militantes del MIR se estaban matando entre ellos.

Regresar al inicio