[…] las nuevas generaciones sienten un profundo aprecio y valoración por la historia del MIR. En este nuevo aniversario de la fundación de Movimiento Revolucionario de Izquierda, dando esa mirada a nuestra historia de lucha y dignidad revolucionaria […] se acercaba un años del golpe sangriento, la represión no daba tregua, en los campos de concentración, en los centros de torturas las atrocidades no parecían tener límites para los asesinos. El MIR estaba lejos de ser aplastado […] sus cuadros lograban articular la ®.

En la clandestinidad la vida continuaba, no se hacia nada fácil renunciar a sus proyectos de vida, para asumir la lucha frontal contra la dictadura […] en este contexto las orgánicas del MIR estaban en pleno funcionamiento, parte de ese compromiso de todo militante […] este documento transcrito de originales, que fueron escrito a maquina de escribir e impreso mediante mimeógrafo […] bajos extremas medidas de seguridad

 

File_200811214737

 

 

REPUESTA DEL MIR A LOS GORILAS  

Septiembre 1974.

1.- El miércoles 3 de junio de este año, el Servicio de Inteligencia de la Fuerza Aérea (SI FA), hizo llegar a la dirección del MIR una carta de los compañeros de nuestra Comisión Política detenidos por el SI FA en marzo, Arturo ViIlavela y Roberto Moreno, en la que el SIFA, por intermedio de ellos, nos proponía lo siguiente: que se realizara una conversación entre los jefes del SIFA y el Secretario General del MIR, en la que el SIFA haría una proposición para llegar a un “acuerdo”, que esta proposición tenía en principio

carácter extraoficial y que sólo si surgía una “base de acuerdo” sería “puesto en conocimiento y sometido a la consideración” del general Leigh y, por su intermedio, al resto de la Junta Militar; y sólo entonces “comenzarían las conversaciones formales”. Exigían la absoluta reserva de todo esto y precisaban que entretanto su persecución y “ataques” al MIR no cesarían y menos aún del resto de los aparatos represores. Ofrecían “garantías” para la realización de la conversación y abrieron la posibilidad de que nosotros enviáramos emisarios a confirmar la veracidad de lo propuesto. Sugirieron dos embajadores o personeros de la Iglesia a los que se le presentaría el asunto como “gestión de paz”. Nuestros compañeros, detenidos hace ya varios meses, a pesar de haber sido torturados salvajemente por el SIFA y de su situación concreta, en la misma carta nos dijeron: “adelantamos nuestra opinión categóricamente contraria a la aceptación de tal proposición”. Agregaron que: “es a ustedes a quienes corresponde tanto la evaluación de los riesgos políticos y de otra naturaleza que existen, como a la globalidad de las decisiones involucradas”, pues se trata de “una proposición que corresponde definir legítimamente y en todas sus partes a las direcciones en ejercicio de nuestro partido” y terminaron reiterando “nuestra plena confianza en ustedes y nuestra fe en la lucha común”. Nos dijeron que conocían el contenido completo de la proposición pero que no podían transmitirlo.

 

2.- Tomamos contacto telefónico con el SIFA los días 28 y 29 de agosto. El viernes 30 de agosto a las 10:30 AM, asistieron como emisarios nuestros, la compañera Laura Allende y el Obispo Carlos Camus, Secretario de la Conferencia Episcopal de Chile. Se reunieron en el Hospital de la FACH con oficiales del SIFA, donde éstos les reiteraron el contenido de la carta; y luego fueron a la Academia de Guerra de la Fuerza Aérea, hoy convertida en centro de torturas y cárcel de nuestros compañeros, donde se les permitió conversar con nuestros compañeros ViIlavela y Moreno.

 

3.- Nuestra Comisión de Informaciones, a pesar de lo que afirmó el SIFA, nos ha completado el cuadro: El proyecto de negociación tiene carácter oficial, están al tanto de él varios generales y en particular el general Leigh. El contenido de la proposición es el siguiente: el MIR entrega todo su armamento, su trabajo político en el interior de las Fuerzas Armadas, cuyos militantes son enviados al exterior, lo mismo sus cuadros técnicos y militares y también sus dirigentes, para todo lo cual ellos darían facilidades; la Junta militar liberaría a todos los presos del MIR y estudiarían quiénes pueden quedarse en Chile, e incluso la posibilidad de que el MIR siga “funcionando” en Chile, siempre que en los dos o tres años siguientes no realice “oposición política activa” a la Junta; si esto último no fuera aceptado por el MIR, todos sus cuadros tendrían que irse al exterior. El objetivo de esta negociación es aislar y destruir al Partido Comunista, pues éste -según el SIFA- es “dirigido desde Moscú”.

 

4.- La explicación de todo esto es que la dictadura gorila, aunque todavíaes fuerte, lo es cada vez menos y atraviesa por enormes dificultades: está aislada mundialmente, sufre una profunda crisis económica con síntomas de recesión, está consumida en contradicciones internas, su base social de apoyo es cada vez más estrecha, cada día debe apoyarse más en la represión, la cárcel y la tortura; los créditos e inversiones extranjeras no fluyen hacia Chile en las condiciones y magnitud que ellos requieren, dada la imagen de inestabilidad y debilidad que ofrece la dictadura que, a un año de usurpado

el poder, debe todavía controlar el país a base del estado de guerra interno y toque de queda. Las presiones para que lo levante vienen ya no sólo de todo el pueblo, fracciones burguesas y de la iglesia, sino también del interior de las Fuerzas Armadas.

La dictadura sabe mejor que nadie que la Resistencia crece y se multiplica y que los partidos de izquierda están ya reorganizados y funcionando, en especial el MIR y el PC, y por ello temen, a pesar de que lo necesitan, levantar el estado de guerra y el toque de queda. Para ellos, el MIR es la organización más fuerte y en pleno funcionamiento, los golpes que nos han logrado propinar, están lejos de aplastarnos y más bien les han permitido tomar conciencia de la fuerza, extensión y crecimiento del MIR (ver conferencia de prensa del general Leigh antes de viajar al Perú). Intentan por todos los medios impedir la unidad de la UP, el MIR y sectores del PDC, pues temen –y con razón- la fuerza que un frente político de este tipo generara. Por todo esto necesitan (falta línea en el original).

 

5.- Hemos escogido el aniversario sangriento de un año de dictadura gorila, para hacer público nuestro categórico rechazo a semejante proposición.

El MIR está en pleno funcionamiento y crecimiento, se multiplican los comités de Resistencia del Movimiento de Resistencia Popular (MRP), en las fábricas, fundos, poblaciones, oficinas, liceos y universidades. La sola intención y el carácter de la negociación desenmascaran la debilidad esencial de la Junta y la pésima calidad de sus servicios de inteligencia. Sabemos que los gorilas tratarán de desmentir su intento de negociación, fracasada ésta, sólo los ha desenmascarado.

La opinión pública mundial debe permanecer alerta para impedir que los gorilas, desesperados e inescrupulosos, intenten tomar represalias sobre los intermediarios, en especial sobre Laura Allende.

Nuestros dirigentes y militantes presos, cuando ingresaron en el MIR y a la lucha revolucionaria entregaron a ella sus vidas. Tenemos la certeza de que ellos comparten nuestra decisión y no aceptan ser objeto de una transacción a espaldas del pueblo, cualesquiera sean las consecuencias que para ellos esto implique.

La opinión pública mundial debe vigilar que la ira de los gorilas no se descargue sobre nuestros compañeros detenidos, especialmente Arturo Villavela, Roberto Moreno, Víctor Toro, Ricardo Ruz y otros; y en particular sobre nuestro compañero Bautista Van Schowen, hoy inválido a raíz de las torturas a que fue sometido.

 

6.- El MIR no negocia con la dictadura gorila que supe explota y reprime a la clase obrera y al pueblo. Nada hacemos a espaldas del pueblo. Menos aún, negociamos con los carniceros y torturadores de los aparatos represores de la dictadura, cuyos miembros, todos, serán sometidos a proceso y a juicio popular por los asesinatos y torturas que han infligido a miles de presos. El SIFA en particular, deberá responder de la tortura y mutilación de Bautista Van Schowen; de las torturas y de la mantención, por meses, en

condiciones infrahumanas (incomunicados, todo el día con los ojos vendados, sin poder hablar y sólo cada dos o tres semanas llevados al sol por 30 minutos), a que son sometidos nuestros compañeros Moreno, Villavela, Toro, Ruz, etc.

Horacio Otaíza, el coronel que aparece como gestor de esta negociación, será procesado por el asesinato del general Bachelet y de José Tohá.

 

7.- El MIR lucha por la defensa de los intereses históricos de la clase obrera y el pueblo, y jamás aceptaremos en su nombre un acuerdo que implique dejar de luchar por ellos. Sólo miopes oficiales formados en la escuela de la traición de los generales del 11 de septiembre, pueden suponernos capaces de traicionar no sólo nuestros objetivos y principios, sino también a nuestros aliados. La unidad con la UP y con sectores del PDC es uno de nuestros objetivos fundamentales en este periodo, y una de las herramientas más poderosas para derrocar a la dictadura gorila. Importantes diferencias nos separaron del PC y su política durante la UP; aún hoy tenemos diferencias con ellos, pero nuestros aliados en la lucha contra la dictadura gorila, son nuestros compañeros de ruta.

 

8.- El único punto de partida posible para una negociación, con militares que fueran realmente anti gorilas, es: El inmediato abandono de la Junta militar del gobierno, el encarcelamiento y sometimiento a juicio popular de sus cuatro miembros, de todas la autoridades militares y civiles del gobierno, incluida la Corte Suprema y los miembros del Poder Judicial comprometidos en masacres, asesinatos, torturas y mutilaciones a trabajadores y revolucionarios, de todos los implicados en robos y estafas hoy en auge, de todos los empresarios nacionales y extranjeros que hoy supe explotan a los trabajadores, el levantamiento del estado de guerra interno, del estado de sitio y del toque de queda, la libertad de todos los presos políticos, la restitución de las libertades democráticas y de las libertades sindicales, y la libertad para el funcionamiento de los partidos políticos, el inmediato llamado a elecciones para una asamblea constituyente, el no pago de indemnización a las empresas del cobre, la devolución de las empresas “privatizadas” al Área Social, la devolución de las tierras arrancadas por los empresarios agrícolas a los trabajadores del campo, un reajuste de un 100 por ciento del alza del costo de la vida a los trabajadores,

la restitución en sus puestos de trabajo de todos los trabajadores y empleados arrojados a la cesantía, la derogación del Estatuto del Inversionista, la derogación de la Escala Única, la suspensión de los despidos del sector público, etc..

 

9.- Los gorilas y a quienes representan, la gran burguesía y el imperialismo aun son fuertes en Chile, pero lo son cada vez menos. Ellos no eludirán cobardemente con proposiciones de “acuerdo” su responsabilidad criminal y antipopular, que a corto o mediano plazo tendrán que asumir. La clase obrera, el pueblo y los revolucionarios terminarán derrocándolos y castigándolos ejemplarmente.

 

10.- Los gorilas iniciaron la guerra contra la clase obrera y el pueblo, guerra tendrán. Más temprano que tarde la guerra tomará un carácter abierto, y como bien lo saben, el MIR está en Chile preparándola.

Que se atengan a las consecuencias los gorilas, los grandes empresarios e inversionistas, nacionales o extranjeros, que apoyen a la Junta. La lucha será larga y difícil. Recién comienza. Hemos recibido algunos golpes, los hemos superado, más golpes vendrán. Sabemos que en esta lucha se nos puede ir la vida, pero la continuaremos hasta la victoria.

 

COMISIÓN POLITICA DEL

MOVIMIENTO DE IZQUIERDA REVOLUCIONARIA (MIR).

Chile, 10 de septiembre de 1974.

Regresar al inicio