gadafii22222-287x190libia.jpgChávez condena a Europa y EE.UU. por la "masacre" que impulsan en Trípoli El presidente de Venezuela, Hugo Chávez cuestionó este domingo los bombardeos que algunos países de Europa y Estados Unidos (EE.UU.), agrupados en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), han estado llevando a cabo a lo largo del día para que las fuerzas rebeldes tomen Trípoli, la capital de Libia. "Hoy (domingo) estábamos viendo imágenes de cómo los gobiernos democráticos de Europa, no todos, están demoliendo Trípoli con sus bombas y el gobierno supuestamente demócrata y democrático de los Estados Unidos, porque les da la gana", expresó Chávez durante una misa ecuménica que se ofreció en el palacio Presidencial en Caracas para pedir por su salud. El mandatario venezolano comentó que las bombas "están cayendo de manera descarada y abierta sobre escuelas, hospitales, casas, centros de trabajo, campos agrícolas. Pidamos a Dios por el pueblo libio". Añadió también que las fuerzas de la OTAN "están produciendo una masacre allí" con el pretexto de salvar vidas. ''Fíjense ustedes el descaro, el cinismo. Es la excusa para intervenir y tomar un país y sus riquezas", consideró. Este domingo, el Vocero del Gobierno libio, Mussa Ibrahim, exigió a la OTAN que detenga los ataques a Trípoli inmediatamente, debido a las más de mil 300 personas que han muerto en las últimas 12 horas en esa ciudad, desde que comenzó la llamada "Operación Sirena" con la que la Alianza y los rebeldes buscan sacar del poder al líder Muammar Al Gaddafi. Más temprano, el líder de la revolución libia, Muammar Gaddafi, aseguró este domingo que permanecerá en Trípolí "hasta el final" y pidió a sus partidarios de todas partes del territorio que se unan para defender la capital de la ofensiva rebelde que En un mensaje de audio transmitido por la televisión estatal a toda la nación, Al Gaddafi expresó sentir ''temor de que Trípoli sea quemada'' y dijo que proporcionaría armamento a sus seguidores para que peleen contra los rebeldes. Los rebeldes libios en coordinación con OTAN atacan desde la madrugada de este domingo los alrededores de Trípoli (capital), con el objetivo de avanzar y forzar la salida del poder de Muammar Al Gaddafi. El Gobierno pide a la Alianza y a la comunidad internacional para que se frene el derramamiento de sangre.

Regresar al inicio