En el campo audiovisual cada vez son más las herramientas que permiten trabajar y crear proyectos audiovisuales sin necesidad de inversiones económicas. Tan sólo es necesario disponer de vídeos e imaginación. Desde el año 2.000 varios han sido los proyectos de desarrollo de software libre para la edición de vídeos. Durante la última década se han acortado las distancias entre los editores de vídeo profesionales y de pago, frente a las nuevas aplicaciones gratuítas accesibles a todas y todos los usuarios. Y las diferencias seguirán disminuyendo.

No es necesario hacerse un lío con los archivos digitales de vídeo porque ya existen herramientas de software libre con las que editarlos de manera fácil.

  

Editar vídeos es aún más sencillo

Antes de descargar una aplicación para la edición de vídeos con licencia GPL, de caracter gratuíta, habrá que tener claro algunos conceptos paraque todo funcione correctamente.

El formato audiovisual se puede definir como el modo de captación de las imágenes en movimiento. Dentro del cine los formatos más populares son 35 mm, 16 mm o 8 mm. En el vídeo también han aparecido distintos formatos con mayor o menor suerte. Betacam, High8, SuperVHS, DV. HDV. El soporte está relacionado con el modo de almacenamiento y de reproducción de las imágenes. Si hablamos de cine coincide el formato con el soporte. En la era digital el soporte desaparece pero los formatos se multiplican. Cada formato dipone de un perfil, o codec, en que el que se determinan las variaciones concretas que lo caracterizan. Así un formato puede contener PAL (sistema europeo), HD. Fotogramas reales o no reales, tamaño, aspecto… Hay múltiples fomatos de captación y de edición con sus respectivos codecs o perfiles. Un contenedor se puede definir como la caja que guarda el vídeo y el audio en un archivo digital que incluye una metadata, o información adjunta para los programas en los que vaya a ser modificado. Los contenedores de vídeos se distinguen principalmente por la extensión de dichos archivos. Pueden ser por ej: “videoNóComún.mpg”, .wmv, .mov, .dv, .mp4, .divx, .mxf, .avi, .3gp…

En el fondo editar vídeos es bastante sencillo. Una vez comprobado el formato con su correspondiente perfil y el contenedor de los archivos digitales de nuestros vídeos, habrá que verificar que el programa de código abierto para editar vídeos sirva para trabajar con ellos. Para solucionar errores de compatibilidad con el archivo de vídeo se puede modificar o convertir el contenedor a una extensión y perfil compatibles con la aplicación. Herramientas para hacerlo existen en abundancia. Un par sin costo son; Ffmpeg, Y la web zamzar, que funciona en línea tras un registro gratuíto, donde puedes convertir tu archivo de vídeo. Los contenedores cuando son modificados pueden perder parte de esta información. Así que por norma general lo ideal es trabajar con los archivos en su formato original. Ya que hay que tener en cuenta que cada vez que modificamos el codec de nuestros vídeos perdemos calidad.

¡Que más da la herramienta! Lo importante es lo que cuentas

 

Todos los programas de edición de vídeo funcionan igual. Al menos todos disponen de tres partes o áreas de trabajo, sean o no de código abierto. Una de las partes para el material sin editar compuesto por archivos de vídeos, fotografías o música. Otra área sirve para el visionado del material, donde podemos acortar y seleccionar fragmentos concretos de nuestros archivos. Y la tercera zona se corresponde con la línea de tiempo, donde colocar los fragmentos y en los sonido en el orde que deseamos.

La diferencia fundamental entre las aplicaciones para montaje de vídeos radica en la calidad final de los vídeos editados así como en los efectos que podemos implementar. A pesar de todo, su funcionamiento es intuitivo y en poco tiempo podemos editar nuestos propios vídeos. Creamos un proyecto, importamos los archivos, modificamos y exportamos un nuevo vídeo.

Los 9  principales programas GPL de edición de vídeos

Las 9 aplicaciones principales de edición de vídeos de SoftwareLibreAvidemux, Cinelerra, Kdenlive, Kino GTK, Lives, OpenShot Video Editor,VirtualDub, PiTiVi e Lightworks.

 

Las aplicaciones de edición de vídeos con licencia GPL se pueden agrupar en tres apartados atendiendo al uso final de los proyectos; consumer, prosumer y profesional. En el primer grupo de “gran consumo” equivalentes al Windows Movie Maker ou Imovie, se encuentranAvidemux, VirtualDub, LiVES e Kino GTK. Recomendadas para montajes de vídeos sencillos, exportados a una calidad media baja, ideales para ediciones rápidas y distribución en la red.

En un segundo grupo están los programas de uso prosumer, a medio camino entre las prestaciones de los softwares profesionales y los de gran consumo. Existen dos para sistemas operativos Linux.   OpenShot Video Editor ePiTiVi. Como mejoras respecto a las anteriores; posibilidad de exportar el vídeo a soporte físico y número ilimitados de capas de vídeo superpuestas. Estas aplicaciones permiten efectos más sofisticados como introducir vídeos dentro de los vídeos, empleo de transparencias, introducir grafismos elaborados.

En un último grupo se encontraría las aplicaciones de uso profesional con calidad final para su distribución en la industria.  Kdenlive, Lighworks eCinelerra. Estas aplicaciones pueden importar y exportar archivos en calidad HD o para teléfonos móbiles, entre mútiples posibilidades. También permiten editar vídeos con archivos XML y EDL, utilizados para trabajos profesionales en equipo. Con el EDL el músico en su estudio ajusta las imágenes con el sonido. Evidentemente estos programas requieren de procesadores, memoria RAM y disco duro más potentes que los anteriores.

La democratización cinematográfica ha llegado a nuestras casas

Ligthworks y Kdenlive son magníficos ejemplos de la portación de la Comunidad de Código Abierto a la edición de vídeo. Otra de las aplicaciones creadas por la Open Source Community  en el campo audiovisual es el programa Celtx. Una herramienta profesional para la planificación de proyectos audiovisuais. Útil para organizar y gestionar una filmación. Con el Celtx ya non hay excusas para producir tus películas.

 

Regresar al inicio