Dedicado a mi amada hija Lessia

Un años sin saber nada de ella

hace un año era feliz

junto a su hermanita Kalinnda

[...] volvía a reir y sentir que era amada

su madre la reclamo y una jueza sin

escuchar a mi hija se la entrego

condenandola a vivir en el abandono

y la  miseria humana

 

¿Cuántas veces hemos escuchado o leído declaraciones de las juezas de familia, justificando los gravísimos atropellos a los derechos de los niños en diversos medios de comunicación con esta frase: “Los tribunales de familia están colapsados”?

El rol social que ellas juegan es tan delicado que no deberían siquiera permitirse esta frase sin actuar en consecuencia y con la ÉTICA, que se supone aprendieron en su paso por la universidad.

Si los médicos en un hospital público ven día a día cómo sus pacientes mueren por falta de recursos, su deber ético es denunciar este grave hecho públicamente y exigir soluciones inmediatas a la autoridad, y de no encontrar eco a sus demandas, el paso siguiente es simplemente presentar su renuncia y dejar de cobrar vergonzosamente, mes a mes, sueldos millonarios… mientras siguen avalando el maltrato de niños y padres.

Sólo de esta forma, podrían declarar con decoro: “Los tribunales de familia están colapsados”, si no es mejor quedarse calladitas y seguir cobrando cifras de 6 ceros cada fin de mes.

Magistradas sean dignas y sigan el ejemplo de la jueza Alba Llanos, por favor:

Aquí va parte de una entrevista que ella dio al Diario La Nación:

PERIODISTA: ¿Se sintió impotente?
JUEZA LLANOS: Muchas veces. A mí me atoró el sistema. Colapsé, mi salud colapsó, y la de muchos también.
PERIODISTA: Me imagino que este colapso se vio reflejado no sólo en causas de maltrato hacia las mujeres.
JUEZA LLANOS: Le estoy hablando de los alimentos, de la impotencia de los padres que no pueden ver a sus hijos. ¿Cómo lo explico? Se hace padrectomía, directamente quitarle el padre a un niño, y un juez no tiene capacidad de responder. Los sistemas no están diseñados de acuerdo a la naturaleza del conflicto familiar.
PERIODISTA: ¿Habrá algo que puedan hacer los jueces, por último con buena voluntad?
JUEZA LLANOS: Los jueces no pueden hacer más de lo que hacen. Cuando se estira mucho el elástico, se corta. ¿Qué más quieren? Los tribunales se diseñaron sobre la base de un tercio de la demanda real. ¿Quién ha sacado la cara por esta reforma?
PERIODISTA: ¿Quiénes deben dar la cara?
JUEZA LLANOS: Las personas del ministerio antiguo que idearon el sistema, y nunca nos llamaron ni nos escucharon. Esto es lo mismo que el Transantiago.
PERIODISTA: ¿Algún recado para el Gobierno, los legisladores y los jueces?
JUEZA LLANOS: Que lo lamento mucho. Que tenemos un doble estándar a nivel patológico, somos tan cínicos. No me gusta esta sociedad en que vivimos. ¡Agachar el moño: esa es la política de Chile! Me da pena por los jóvenes, es triste.
PERIODISTA: ¿Cómo va a desligarse de este drama?
JUEZA LLANOS: Creo que voy a estar un año en una montaña diciendo ¡ohmmmm!

Regresar al inicio