pict.php

 

                                                                                                                                                     armando romero

 

Como reportero he vivido, innumerables acontecimientos históricos de los pueblos […] siendo testigo de significativos acontecimientos, dejando a un lado la cámara he sido actor de esos hechos […] en este domingo 6 de noviembre, bajo un implacable sol, una nueva marcha por la educación […]DSCF1578  acompañado por mi hijo mayor Salvador y mi gurisa Kalinnda de dos años, junto a miles de familias marchando por la Alameda , la emoción recorrió mi piel, más allá de lo cuantitativo, esta lo cualitativo de la movilizaciones, a seis meses de las movilizaciones estudiantiles.

 

 

El gobierno durante todo este tiempo, ha apostado al desgaste del movimiento y un quiebre del mismo, desde los medios de prensa se ha comenzado a desperfilar las movilizaciones, hay una marcada línea editorial pautada en esa dirección, los intereses económicos mueven los hilos delgado del poder. El gobierno lanza una nueva estrategia comunicacional, acusando a los estudiantes de intransigentes y haciendo un llamado a que se llegue a un acuerdo consensuado con la oposición.

 

Por su parte los partidos de la desprestigiada concertación, articulan una propuesta entre cuatro paredes, bajos sus propios intereses políticos, los mismos que durante sus gobiernos, nada hicieron por una educación de calidad y con accesos a todos por igual. Al contrario, negociaron prometiendo lo que sabían, que no cumplirían […] esa amarga lección los estudiantes la aprendieron y hoy no están disponible, para negociados.

Los nuevos escenarios, son el parlamento donde se discute la partida presupuestaria, de no existir garantías en el tema de la educación, se entraría a un terreno de ingobernabilidad e inestabilidad social.

 

Las condiciones subjetiva de este conflicto, traen consigo nuevas formas de organización, donde el sujeto social, no pasa necesariamente por el movimiento obrero, son los actores sociales los que marcan el rumbo y fijan las condiciones de este movimiento […] la proximidad del termino del año y el periodo estival, sólo significaría un receso momentáneo, para retomar nuevos bríos en el 2012, sumando otras demandas sociales del pueblo.

 

El gobierno y la clase política tradicional de equivoca una vez más, incapaces de dar una adecuada lectura a los acontecimientos, cegados por esa soberbia de quienes, han usufructuado del poder durante décadas. En Chile, al igual que otros países, soplan vientos de cambios profundos, se está gestando una revolución social y política.

 

 

DSCF1552

Regresar al inicio